Ir a contenido
Día del Paludismo

Día del Paludismo

El día 25 de abril de cada año se celebra el Día Mundial del Paludismo, también llamado Malaria. Con el objetivo de poner de relieve la necesidad de invertir continuamente en la prevención y el control de la enfermedad, los Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declararon el año 2007 el Día Mundial del Paludismo.

La OMS el año 2020 se unió a la Alianza Roll Back Malaria (RBM – hacer retroceder la malaria) para acabar con el paludismo y para promover la campaña de base «El paludismo cero empieza conmigo», que tiene por fin mantener el paludismo o malaria como prioridad política destacada, movilizar recursos adicionales y empoderar a las comunidades para que se impliquen en la prevención y el tratamiento de esta enfermedad.

¿Y qué es el paludismo?

Según la OMS, el paludismo o malaria es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos del género Plasmodium que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles. Se trata de una enfermedad prevenible y curable.

Hay cinco especies de parásitos causantes del paludismo en el ser humano, aunque dos de ellas —Plasmodium falciparum y Plasmodium vivax— son las más peligrosas. El P. falciparum, el año 2018 fue el causante del 99,7% de paludismo más prevalente en el continente africano y el responsable de la mayoría de las muertes por el paludismo en el mundo; el P. vivax es el parásito dominante en la mayoría de los países del continente americano.

Los síntomas del paludismo son muy variados, depende de la carga parasitaria y la inmunidad de la persona, entre otros factores. Según la OMS, desde la picadura del mosquito, en una persona no inmune los síntomas demoran en aparecer de 10 a 15 días. Entre los más frecuentes se encuentran la fiebre, escalofríos, sudoración y dolor de cabeza. En algunas oportunidades puede producirse dolor muscular, vómitos, diarrea y tos. En niños, el paludismo suele manifestarse con anemia grave, sufrimiento respiratorio relacionado con la acidosis metabólica o paludismo cerebral.

En regiones donde el paludismo es endémico, las personas se infectan tan a menudo que desarrollan la inmunidad adquirida, es decir, son portadores más o menos asintomáticos del parásito, por esto es que los viajeros presentan síntomas más graves que la población local.  

Paludismo en América y Chile

La malaria se encuentra en todos los continentes del mundo excepto en la Antártida. Las áreas de mayor prevalencia y transmisión de malaria se encuentran en el África subsahariana, la India, el sudeste de Asia (especialmente las islas del Indo-Pacífico como Papua Nueva Guinea) y partes de América Central y el norte de América del Sur.

De acuerdo con un documento emitido por el Ministerio de Salud de Chile, en 2015, Chile, Uruguay y Cuba han sido certificados como libres de malaria, ya que no han presentado casos de transmisión local en más de una década. El mismo documento detalla que no hay casos autóctonos en Chile desde 1945, tras un exitoso plan de control vectorial. Por otra parte, en América Latina se han certificado como países libres de paludismo a El Salvador en el 2021, Argentina en el 2019 y Paraguay en el 2018.

Medidas de Prevención

La prevención, según la Organización Panamericana de la Salud, se centra en la reducción de la transmisión de la enfermedad mediante el control del mosquito vector del paludismo, aspecto en el que hay dos intervenciones principales:

  • La utilización de mosquiteros tratados con insecticidas de acción prolongada, método que posee una elevada costo eficacia,
  • La fumigación de interiores con insecticidas de acción residual.

Estas intervenciones básicas pueden complementarse localmente con otros métodos de control de los vectores, tales como la reducción de las aguas estancadas donde se crían los mosquitos.

A nivel individual se previene la picadura de mosquito mediante las siguiente acciones:

  • Aplicar repelente de mosquitos a la piel expuesta, especialmente zonas de puños y tobillos.
  • Usar manga y pantalones largos, principalmente en la noche.
  • Usar mosquitero en la cama si el dormitorio no tiene aire acondicionado con rejilla protectora.
  • Rociar la ropa con insecticida o repelente, ya que los mosquitos pueden picar a través de la ropa.

Este año 2021 la OMS y sus asociados promueven la campaña “Alcanzar la meta de paludismo cero”, en la que se quiere celebrar los logros de los países que están cerca de alcanzar la eliminación del paludismo o que ya la han logrado. La iniciativa es un llamado a mantenerse alerta y continuar con los esfuerzos del lograr al paludismo 0, ya que ha quedado demostrado que en un contexto doblemente amenazante por la resistencia a los medicamentos antipalúdicos y la COVID-19, varios países realizaron grandes avances hacia su meta compartida de eliminar la enfermedad para 2030.

 

 

Artículo anterior Día Internacional de la Conciencia sobre el Ruido.
Artículo siguiente Día Internacional de la Madre Tierra

Dejar un comentario

* Campos requeridos