/collections/all
Día Internacional de la Madre Tierra

Día Internacional de la Madre Tierra

¿Estamos interconectados? En Pandora, planeta donde se desarrolla la película Ávatar, se plantea que los seres vivos son parte del todo; los animales, las personas, las plantas son parte de una energía común que nos interconecta, y esto es lo que se celebra el 22 de abril, Día Internacional de la Madre Tierra.

Un poco de historia

El año 2009, mediante la resolución A/res/63/278 de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los países designaron el 22 de abril como el día internacional de la madre tierra, esto como resultado de una consecución de hitos internacionales que instaron a los Estados a generar acciones que contribuyeran a la protección de los recursos naturales, a la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, así como al aumento de la biodiversidad de forma integrada y holística.

Entre los hitos internacionales que dieron origen a esta declaración está la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano en 1972, la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Agenda 21 y la Declaración sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, la Declaración de Principios para la Gestión Sostenible de los Bosques en la Cumbre de la Tierra realizada en el año 1992, entre otros hitos posteriores como la Cumbre de la Tierra llevada a cabo en Johannesburgo en 2002 y Río +20 en 2012.

Estos hitos recuerdan que existe una relación entre el accionar de los seres humanos y el manejo de los recursos naturales, por lo que el Día de la Madre Tierra nos insta a pensar en aquellos desafíos ambientales en los cuales debemos aportar en este momento.

Problemáticas actuales 

El portal de la ONU menciona los desafíos ambientales que enfrentamos actualmente; calores extremos, incendios forestales, inundaciones, temporadas de huracanes, el cambio climático y la pandemia del COVID-19, fiel reflejo de la salud de nuestro planeta. También se encuentra la pérdida de la biodiversidad, el aumento de la desertificación y la sequía, así como la contaminación de los océanos con plástico y su acidificación. Todo ello, aunado a poblaciones que viven en condiciones de pobreza extrema con escasos recursos alimentarios o conflictos sociales. Es decir, nos encontramos en un ambiente complejo y lleno de incertidumbres.

Sin embargo, existen proyectos, programas y políticas que enfrentan estos problemas. Entre ellos se encuentra el Programa de las Naciones Unidas en Armonía con la Naturaleza que sistematiza políticas y avances jurídicos vinculados a los recursos naturales.

Entre los aportes para la conservación de nuestro planeta se encuentra la cosmovisión y acciones que llevan a cabo los pueblos indígenas.

Cosmovisión de los pueblos indígenas

Para los pueblos indígenas la vida es un todo; “…incluyendo los bosques, praderas, la vida marina, el hábitat, los peces y la biodiversidad, teniendo cada una de ellas un significado simbólico que define la relación de estos Pueblos con la tierra, el territorio, el agua, y demás recursos, ya que constituye la base física, cultural y espiritual de su existencia.

Bajo esta perspectiva, existen pueblos indígenas que llevan cabo proyectos donde aplican sus saberes para solucionar los problemas ambientales.

Entre estos proyectos podemos mencionar:

  • En Bangladesh, los aldeanos han creado jardines flotantes de vegetales para proteger sus medios de vida de las inundaciones. En Vietnam, las comunidades han plantado manglares espesos a lo largo de la costa como protección contra las olas de las tormentas tropicales.
  • Los pueblos indígenas de las regiones de América Central, América del Sur y el Caribe han desplazado sus actividades agrícolas y sus asentamientos a nuevas localidades menos susceptibles a condiciones climáticas adversas.
  • En Perú, la Asociación Bartolomé Aripaylla ha impulsado sus prácticas ancestrales en unión con el conocimiento convencional para el aumento de los recursos hídricos y el manejo agrícola. Sus prácticas han generado un impacto positivo dentro del territorio y han tomado su ejemplo para replicarlo en otras comunidades.

Así como los pueblos indígenas son actores que han impulsado su cosmovisión y prácticas tradicionales, también los representantes internacionales levantan su voz para generar mayor consciencia en la protección de nuestro planeta.

Mensaje del Secretario General de la ONU

El Secretario General de la ONU nos invita a comprometernos y hacer las “paces con nuestro planeta”:

Debemos poner fin a nuestra guerra contra la naturaleza y cuidar de ella para que recobre la salud.

Eso implica llevar a cabo una acción climática ambiciosa para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C como máximo y adaptarse a los cambios que se producirán.

Eso implica adoptar medidas más contundentes para proteger la biodiversidad.

Y eso implica también reducir la contaminación creando economías circulares que generen menos desechos.

Esas medidas protegerán nuestro único hogar y crearán millones de empleos.

La recuperación de la pandemia de COVID-19 ofrece una oportunidad de que el mundo emprenda un camino más limpio, ecológico y sostenible.

En el Día Internacional de la Madre Tierra, comprometámonos todos a trabajar con ahínco para restaurar nuestro planeta y hacer las paces con la naturaleza.

Y tú, ¿cómo contribuyes a conservar nuestra madre tierra??

Artículo anterior Día del Paludismo
Artículo siguiente El beso más largo de la historia

Dejar un comentario

* Campos requeridos