Ir a contenido
Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz

Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz

“El deporte tiene el poder de cambiar el mundo e históricamente ha desempeñado un papel importante en todas las sociedades, ya sea en forma de competiciones deportivas, de actividad física sin más o incluso de juegos”, expresa la ONU en el marco de la conmemoración del Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz.

Un poco de historia 

El deporte es una actividad que nos ha rodeado día a día desde los inicios de nuestra civilización. David Hernández y Geoffrey Recoder nos expresan un poco de la génesis del deporte, y nos manifiestan que, “desde el punto de vista etimológico la palabra “deporte” proviene del vocablo latino de-portare (de: alejamiento / portare: llevar), que significa “dejarse llevar”, evocando la idea de alejarse de lo que es cotidiano u ordinario, y consecuentemente, divertirse, entretenerse y recrearse”.

Cronológicamente, las primeras referencias deportivas se remontan a la antigua Mesopotamia, a la recolección, caza y pesca como una actividad para la subsistencia del ser humano. Posteriormente, a medida que pasaban los años, se asoció a actividades religiosas; medio de preparación para la guerra, en diferentes culturas; y en ocasiones, como un especial medio de educación e instrucción.

A lo largo del mundo se fueron desarrollando distintas formas primitivas del deporte. En Mesopotamia, Egipto y Creta ya se practicaban la carrera, la lucha, la natación, la equitación, el boxeo, la esgrima y el tiro con arco. China se caracterizaba por poseer actividades enfocadas a la cría de caballos en su preparación para la guerra y las actividades relacionadas con la caballería. Por último, se encuentra el caso de la Grecia antigua con el surgimiento de los Juegos Olímpicos que tenían un aspecto religioso, rindiendo culto a Zeus, y que trascendieron hasta nuestros días.

El deporte en la actualidad

En la actualidad el deporte no solamente ha servido como una actividad competitiva y publicitaria como es el caso de los grandes eventos deportivos que nos alegran y unen año a año, también ha sido utilizado como un medio para lograr objetivos explícitos de paz y desarrollo. Es así como nace el “Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz”, enmarcado en promover el desarrollo sostenible, la paz, el bienestar, la solidaridad y el respeto. Algunas de las características que hacen del deporte un aliado valioso para lograr los objetivos anteriores son: su popularidad, la capacidad de conectar individuos y comunidades, su plataforma de comunicación, una fuente de inspiración y motivación, lo beneficioso para la salud mental y física, el ser una herramienta educativa y un medio de inclusión social.

Hay muchos casos emblemáticos que demuestran el potencial descrito anteriormente, por ejemplo, la Federación Mundial de Taekwondo creó la Taekwondo Humanitarian Foundation para promover este arte marcial en campamentos de refugiados alrededor de todo el mundo buscando concientizar sobre la situación compleja de los jóvenes refugiados. Otro caso es el del proyecto “Diyar Consortium”, llevado a cabo en el Estado de Palestina que ilustra efectivamente la capacidad del deporte para promover la igualdad de género. El proyecto creó un centro deportivo para brindar a las mujeres la oportunidad de participar en el deporte, aprender aptitudes transferibles y adquirir conocimientos.

A pesar de los múltiples beneficios sociales que posee el deporte, las cifras en torno a la actividad física a nivel global no dejan de ser llamativas. Según datos de la “Organización Mundial de la Salud”, publicados en la revista semanal “The Lancet Global Health” y obtenidos a partir de un análisis conjunto a 1.9 millones de personas en 358 encuestas de población en 168 países, la media global de inactividad física es del 27.5% de la población. Por género, es 23.4% para los hombres y 31.7% para las mujeres. En cuanto a la geografía, el país donde se hace más actividad física es Uganda, que registra un 5.5%, de inactividad, seguido de Mozambique, con un 6%. En cambio, los países más sedentarios son Kuwait (con un índice de inactividad física del 67%), Arabia Saudita (53%) e Iraq (52%). Además, en los países de grandes ingresos, entre los que se incluye Estados Unidos y Reino Unido, la proporción de personas inactivas aumentó de 31,6% en 2001 a 36,8% en 2016, mientras que en los países de bajos ingresos se mantuvo estable en torno al 16%.

En Chile, los indicadores de “Sedentarismo” han mejorado en los últimos años. Según los datos de la encuesta 2018 de “Hábitos de Actividad Física y Deportes en la población de 18 años y más”, donde fueron encuestadas 6025 personas, señala que la comparación de los Índices de Práctica de Actividad Física o Deportiva revela una tendencia al alza, pasando de 12,8% a 18,7% desde el 2006 al 2018. También, el interés de la población chilena mayor de 18 años en la práctica de deporte o actividad física en su tiempo libre ha mantenido una tendencia creciente y el 59% de la población declara haber adoptado hábitos deportivos por iniciativa propia, seguidos por amigos, padre y otros familiares.

Claramente el Covid 19 ha dificultado el poder reunirnos en torno al deporte y hacer de estas cifras aún más positivas. En la portada del Dia Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz de la ONU se manifiesta que “el deporte traspasa fronteras, desafía estereotipos e inspira esperanza entre naciones, pero solo podremos volver a disfrutarlo como antes si nos recuperamos mejor y acabamos con la pandemia asegurándonos de que todo el mundo está protegido contra la COVID-19. Ahora más que nunca, tenemos que trabajar juntos en equipo para derrotar a la pandemia, igualar el terreno de juego para conseguir una distribución equitativa y justa de las vacunas, y apoyarnos los unos a los otros para recuperarnos con más fuerza”.

En Data Intelligence compartimos este sentimiento y esperamos el momento para volver a salir a las calles y disfrutar de esta hermosa actividad.

Artículo anterior Día Mundial de la Salud: Construir un mundo más justo y saludable
Artículo siguiente La tradición de los huevitos de pascua y el conejito, ¿conoces su historia?

Dejar un comentario

* Campos requeridos