/collections/all
¿Qué pasaría si los datos fuesen subjetivos?

¿Qué pasaría si los datos fuesen subjetivos?

 "Las palabras no expresan nuestros pensamientos nada bien. Siempre mutan un poco después de ser expresadas, y se muestran un poco distorsionadas, un poco tontas." (Hermann Hesse)

Un número, es un número. No es posible atribuirle una intención... obviamente desde la perspectiva de las ciencias exactas.

El lenguaje matemático permite describir prácticamente cualquier fenómeno natural y más aun artificial, toda vez que cualquier construcción humana tendrá detrás una base matemática. 

Universos, nebulosas, galaxias, estrellas, planetas y lunas se mueven a un ritmo matemático cuya esencia estará dada por las leyes físicas fundamentales y su posición espacio temporal. Es alucinante solo tratar de comprender la precisión con que los expertos en la materia logran desvelar misterios de esta envergadura, y todo ello con base en las matemáticas, es decir, "sumando y restando".

En sí, los números son asépticos. Libres de toda buena o mala vibra, hasta que son "interpretados", "clasificados" o "analizados" bajo cualquier perspectiva.

En la imagen, ¿será posible determinar si los números son buenos o malos?

Los mismos símbolos que representan los números son lo que nos han traído hasta el nivel de "desarrollo" que hoy poseemos como humanidad. En compañía de estos símbolos vivimos cada día, estando o no conscientes de su presencia y/o relevancia. Pero al mismo tiempo, son usados para interpretar o "mal interpretar" cada suceso o situación al antojo del analista específico. Un par de ejemplos de esto:

50%

El apellido porcentual (%) entrega un atributo emocional inmediato a dos símbolos inertes, "5" y "0". Entonces con total desparpajo, algún analista dirá que 50% de algo es MUY BUENO y otro de la misma clase, pero de una tendencia opuesta, asegurará que es algo MUY MALO. Entonces la pregunta surgirá inmediata, ¿pero 50% de qué?. Eso da exactamente "lo mismo", estadísticamente (una rama de las matemáticas) 50% es exactamente la MITAD de cualquier cosa, lo que indica que lo más probable, razonable y esperable, es que no sea ni tan bueno ni tan malo en cualquier ámbito.
 

2+2

Generalmente la respuesta correcta sería 2+2=4. Al menos es posible demostrar matemáticamente que eso es cierto y seguramente si aplicáramos una encuesta a personas de 5 años edad en adelante, abrumadoramente sostendrían lo mismo, 2+2=4. Sin embargo, hay quienes se esfuerzan en contravenir dicha tesis, argumentando que el primer 2 no es igual al segundo 2  y en consecuencia la suma de ambos no es posible de aplicar. Y ¿por qué no serían iguales?, por cientos de razones o sin razones, a saber: porque el primer 2 se obtuvo de la manera a y no b, en el tiempo c y no d, lo hizo el individuo e y no f, bajo el contexto g y no h, bajo el supuesto i y no j e incluso con la intención k y no l. Pasa mucho en política, donde el fuerte evidentemente no son las matemáticas. 

"Hay millones de facetas de la verdad, pero una sola verdad." (Herman Hesse)

Pareciera ser que los miedos personales y sociales atentan contra las matemáticas, cuando todos o casi todos tratan de ser "políticamente correctos" y no mencionar esa u otra "cifra" para no causar una conmoción universal. 

Incluso ni siquiera se trata de no mencionar dicha "cifra" si no más bien de preocuparse del "cuándo" habría que mencionarla o más aun, delante de quién se podría mencionar o viceversa. Todo lo anterior bajo la firme premisa de que ese simple símbolo cambiará "todo" porque será interpretado de una u otra manera. 

Habrá que ser valiente y mirar de frente a los números. Siempre será mejor "saber" y con base en aquello "hacer."  
Artículo anterior Instrumentos de Planificación Territorial: 5 razones de su importancia en Chile

Dejar un comentario

* Campos requeridos