Ir a contenido
¿Qué se conmemora el 8 de marzo?

¿Qué se conmemora el 8 de marzo?

En algunos países el 8 de marzo se conmemora el Día de la Mujer, algunas fuentes atribuyen su origen a un incendio ocurrido en Nueva York, el llamado incendio de la textil Cotton que en 1908 mató a 146 mujeres. Pero no hay certeza que ocurriera ese incendio. El que sí ocurrió fue el incendio a la textil Triangle Shirtwaist en Nueva York, el día 25 de marzo de 1911. Allí murieron 123 trabajadoras y 23 trabajadores quedando 70 personas heridas. Sus rangos de edades iban desde los 48 a los 14 años.

Independiente de no cuadrar la fecha con la instauración del día internacional, el inconsciente colectivo dio por origen de la fecha a un hecho dramático, es evidente que la tragedia es el factor desencadenante para conmemorar un día tan importante. Dramático e injusto, sea este el real origen o no ¿es motivo de celebración? A lo mejor no de celebración para algunos, pero sí de conmemoración, reivindicación o de reflexión para otros. Y es que ese día va atado a la lucha histórica de las mujeres en busca de derechos igualitarios laborales. Desde 1908 que mujeres organizadas venían bogando por un Día de la Mujer tanto en Estados Unidos como en Europa, recién en 1911 se logra −por parte de países como Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza− conmemorar un Día Internacional de la Mujer. Durante los años siguientes se sumó el resto de los  países hasta que en 1975 la ONU celebró el Año Internacional de la Mujer.

Este ha sido un largo camino, quizás sin mucha claridad puntual histórica en sus orígenes, pero sí mucha claridad en sus objetivos. Lo que nadie puede negar es la situación de desventaja que las mujeres tuvieron frente a los hombres durante todo el siglo XX.

Todos estos años la búsqueda de esa igualdad no fue estéril, rindió frutos. Se lograron significativos avances y como buena empresa que maneja datos quisimos destacar esos hitos:

  • Derecho al sufragio. Fue propuesto por primera vez en 1848 y actualmente se encuentra establecido en la mayoría de los países a excepción del Vaticano. En Arabia Saudita se permitió el sufragio femenino desde el año 2015 para elecciones locales. En Chile este derecho fue ejercido de forma oficial a partir de 1935[1] y con una ley de sufragio universal, separando registros de mujeres y hombres, a partir de 1949[2].
  • Acceso a la educación. En el siglo XX eran pocas las mujeres que podían ingresar a la enseñanza superior. En Chile la primera mujer en cursar estudios en una escuela de medicina universitaria fue Eloísa Díaz en 1880. Para el año 2017, el INE de Chile indica un aumento de la escolaridad en mujeres, ya que el promedio de años de escolaridad de 5 años o más, aumentó de 7,57 en 1992 a 10,03 en 2017, lo que representa un avance en el acceso y derecho a la educación[3].
  • Acceso a la píldora anticonceptiva. En Chile el acceso a la píldora anticonceptiva fue aprobado en el año 1960.
  • Derecho a trabajar. Si bien existen brechas en la participación de la mujer en el ámbito laboral y en la equidad de los ingresos para todas las profesiones, la promulgación del día internacional de la mujer y las grandes movilizaciones de mujeres han impulsado cambios en los marcos jurídicos e institucionales de los países a fin de garantizar protección y beneficios laborales.

Si bien ha habido avances, la ONU manifiesta que no existe ningún país actualmente donde se garantice la igualdad de género[1] y en materia laboral siguen existiendo brechas. Es por esto, que a continuación presentamos los principales desafíos aún pendientes de alcanzar:

  • En todo el mundo la desigualdad de género en el mercado laboral sigue existiendo (ONU Mujeres, OIT). En 2013, la relación entre hombres con empleo y población se ubicó en un 72,2%, mientras que esa relación entre las mujeres fue del 47,1 %(ONU Mujeres). Concretamente para Chile, la participación de hombre en el mercado laboral es del 74.4% mientras que las mujeres es el 50.6%[2].
  • Aún existe desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Según datos de ONU Mujeres, las mujeres en promedio ganan el 60% a 75% del salario de los hombres. Siempre y cuando no se aplique ninguna variable porque otros estudios explican que la brecha se debe al tipo de empleo y decisiones laborales que genera diferencias de horas trabajadas[3].
  • A nivel mundial, las mujeres tienen una responsabilidad desproporcionada con respecto al trabajo no remunerado de cuidados que prestan a otras personas. Las mujeres dedican entre 1 y 3 horas más que los hombres a las labores domésticas; entre 2 y 10 veces más de tiempo diario a la prestación de cuidados (a los hijos e hijas, personas mayores y enfermas), y entre 1 y 4 horas diarias menos a actividades de mercado6.

Las mujeres continúan su labor incansable de dejar un legado para que las próximas generaciones puedan gozar de garantías jurídicas, sociales, institucionales, físicas y emocionales. Todo esto para que cada mujer, niña, niño, adulto mayor pueda gozar de una vida digna.

Y tú qué opinas, ¿agregarías más logros a los ya dichos?

 

[1]  Ley N° 5357, promulgada por el presidente Arturo Alessandri Palma el 15 de enero de 1934. Permite participar a las mujeres en elecciones municipales (Art. 19) y en el Artículo 56 se les permite ser candidatas.

[2]  Ley N° 9292, promulgada por el presidente Gabriel González Videla el 8 de enero de 1949. Permite a las mujeres participar en elecciones presidenciales y parlamentarias (Art.1, Inciso 9, inciso segundo del Artículo 14)

[3] Fuente tomada de: https://www.ine.cl/docs/default-source/censo-de-poblacion-y-vivienda/publicaciones-y-anuarios/2017/publicaci%C3%B3n-de-resultados/sintesis-de-resultados-censo2017.pdf?sfvrsn=1b2dfb06_6

[4] Fuente tomado de: https://www.un.org/es/observances/womens-day

[5] https://ilo.org/infostories/es-ES/Stories/Employment/barriers-women#global-gap/labour-force

[6] https://www.unwomen.org/es/what-we-do/economic-empowerment/facts-and-figures

Artículo anterior Mujeres Líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19
Artículo siguiente Día Mundial de la Eficiencia Energética, ¿por qué es tan importante?

Dejar un comentario

* Campos requeridos